CUIDADO DE NUESTRAS JOYAS

 

Nuestras piezas son hechas a mano, con cariñito, una a una y lejos de los estándares  de producciones industriales. La mayoría de nuestras joyas llevan piedras semipreciosas naturales; esto significa que son únicas e irrepetibles como tú. Por eso pueden variar en el color, el tamaño y hasta un poco la forma a las que aprecias en las fotos que colgamos en nuestra página web y redes sociales.

Como norma general, las joyas siempre debemos cuidarlas con muchísimo esmero y amor sin importar cuál sea su composición.

 

PARA EL CUIDADO Y UNA VIDA ÚTIL MÁS LARGA DE NUESTRAS JOYAS, SIGUE ESTOS SENCILLOS CONSEJOS:

 

  • Evita siempre el contacto de la joya con productos cosméticos o domésticos que puedan dañar su color. Nada de perfumes, ni cremas.  Si no puedes sucumbir ante estos rituales de belleza y amor propio, la aplicación de estos  productos debe ser lo primero, dejando para el final la colocación de nuestras joyas, cuando ya notes que la piel ha absorbido los productos.

 

  • Si vas a hacer ejercicio, es mejor que no lleves tus joyas y mucho menos ingreses con ellas a la piscina o al mar.

 

  • Comprueba con frecuencia que los cierres estén en buen estado.

 

  • No expongas las joyas a cambios bruscos de temperatura.

 

  • Guárdalas siempre de manera individual y en su estuche original.

 

  • Si acostumbras a usar joyero, procura que las piezas estén siempre en compartimentos separados.

 

  • Evita que las cadenas queden cerradas y en plano para que no se formen nudos.

 

  • Limpia tus joyas con frecuencia con un paño suave, para que mantengan su color y  brillo original.

 

  • Las piezas que incluyen baño de oro de 24kl, pueden perder su brillo con el roce, el humor y el sudor.

 

  • Las gemas orgánicas, como las perlas, son más débiles que otras gemas ante ciertos agentes químicos. Este tipo de piedras preciosas también pueden deshidratarse, por lo que es recomendable evitar las fuentes de calor directas, como por ejemplo las luces y los radiadores.

PARA LA LIMPIEZA ENERGÉTICA:

 

  • Trata tus piezas con mucho respeto y amor.

 

  • Evita que las personas de tu alrededor las toquen, pues las contaminan energéticamente y no trabajarán al 100% como necesitan.

 

  • Cuando sientas que están muy cargadas, ponlas en tu mano e imagina que de ellas sale una luz brillante… y tus piedras se irán limpiando.

 

  • Otra manera de limpiar tus piedras semipreciosas, es poniéndolas toda la noche a la luz de la luna. Recuerda que siempre debes imaginar que está ocurriendo la limpieza, para que se produzca el efecto deseado.